martes, 20 de junio de 2017

Una escapada familiar en el Camping Sierra de la Culebra- Zamora

Uno de los campings que más recuerdo con cariño del año pasado fue el Camping Sierra de la Culebra (Zamora).



La escapada fue demasiado corta, pues por motivos personales, tuvimos que acortar los días. Pero nos ha gustado tanto la zona, que no tardaremos en repetir. Quien sabe igual este año volvemos.

Como en otras ocasiones, cogimos nuestra tienda de campaña y buscamos un camping por la zona que íbamos a visitar. Elegimos el Camping Sierra de la Culebra, situado en Figueruela de Arriba (Zamora), cuyos alrededores eran impresionantes: Sierra de la Culebra, Lago de Sanabria, Parque de Montesinho en Portugal y Arribes del Duero






El Camping Sierra de la Culebra, es un camping muy familiar y acogedor. Enrique y Yolanda, miman cada detalle de sus instalaciones. Es un camping de primera categoría, pequeño y muy limpio.  Que dispone tanto de parcelas como de bungalows. Incluso también tienen su zona de campamentos de verano, boy scouts, colegios…





Podría estar hablando de este camping horas y horas, pues lo he encontrado encantador. Su comida casera hace las delicias de los comensales, y si te gusta el dulce…. Estás perdido, pues Yolanda se encarga de ello y cada día te sorprende con una nueva tarta o un nuevo postre.
Lo que más me ha gustado de su restaurante es que es comida casera, nada de preparados, ni de fritos, cosa de agradecer cuando sales de vacaciones. El precio del menú no es caro y la calidad es muy buena. Me fijé que incluso había gente que sin ser del camping, se acercaba a comer o cenar al restaurante. Incluso puedes comprar algunas de sus mermeladas caseras.




El camping, esta ubicado en un entorno privilegiado, lo que nos permite visitar la zona y disfrutar de la zona de la Sierra de la Culebra.  Sin embargo, si lo que te apetece es descansar, también puedes disfrutar de sus instalaciones y servicios: La piscina está abierta desde las 12 horas de la mañana, y tienen para mayores y para los más peques, puedes practicar tenis o incluso jugar al futbol y es que tiene una excelentes instalaciones deportivas.




Su ubicación hace posible que por la noche disfrutes de su cielo estrellado, y es por ello que en ocasiones hay actividades  con monitor especializado que nos cuentan y nos enseñan las estrellas. Nosotros nos animamos a acudir a unas de esas visitas, mi hija quedo maravillada al ver por el telescopio alguna de las estrellas o planetas que había estudiado en el colegio.

Para los más pequeños de la casa, tienen su servicio de animación, Iris su animadora, hace las delicias de los más peques, con juegos, trabajos manuales… Aún recuerdo el primer día, cuando nos acercamos para poder hacer el cocodrilo, yo le decía a mi hija estoy en la parcela, e Iris me miró y me dijo “Déjala tranquila está en buenas manos”, y tanto fue así, que cuando nos fuimos mi hija se fue llorando del camping que quería quedarse con sus amigos y con Iris.

¿Qué podemos visitar?

Robledo es una de las paradas obligatorias, y más aún si vas con niños, y es que se encuentra el Centro del Lobo Ibérico, desde este centro quieren hacernos partícipes de la vida del lobo. Para ello cuenta con un observatorio de lobos ibéricos en condiciones de semilibertad. Es un recinto vallado en los que hay siete ejemplares de lobo ibéricos, desde los observatorios podemos ver a los animales. El centro también dispone de visitas guiadas. Nosotros fuimos por nuestra cuenta y la verdad es que vimos los lobos sin problemas y tengo que deciros que son preciosos, mi hija quedo encantada con la experiencia. También os digo, que para algún avistamiento hay que subir bastante escaleras, así que no estéis cansados cuando visitéis este centro.




La puebla de Sanabria es otra de las visitas obligadas de la zona. El pueblo en sí es encantador, y si lo que te apetece es un buen baño, nada mejor que la zona del Lago de Sanabria para disfrutar de ello. El lago de Sanabria es el mayor lago natural de la Península Ibérica y en uno de los mayores de toda Europa. El lago cuenta con varias playas de arena y piedra. Las vistas desde la playa son impresionantes y si subes en catamarán o alquilas un patín, como hicimos nosotros, disfrutas de unas vistas fantásticas, en medio del lago y rodeada de verdes montañas. Un lugar ideal para pasar un día en familia. Además en la zona hay algún pequeño bar y aseos públicos.








Pero también podemos disfrutar de los pequeños pueblos que envuelven la zona, pueblos que te maravillan, sus casas, sus adoquines… al adentrarte en ellos es como si no hubiera pasado el tiempo por ellos, pueblos como Rio de Onor, Guadramir… me enamoré de sus casas, unas casas que si pudieran hablar nos contarían miles de historias, pues entre sus paredes han nacido varias generaciones y cada una de ellas tiene una historia que contar.




Pero estas son algunas de las localidades que envuelven la zona, nuestra visita fue corta, y nos quedamos con las ganas de visitar algo más, así que seguro que vuelvo de nuevo, naturalmente seguiré alojándome en ese camping que me ha hecho sentirme como en casa, el Camping Sierra de la Culebra. Gracias por vuestra hospitalidad.

Pero además de turismos, también tuvimos la oportunidad de conocer a Jose y Maria Jose, una familia que como nosotros, comparte la afición de ir con la casa arastras. Gracias a los dos por vuestros sabios consejos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario